10 manera de ser responsable con un carro - Alianza Motor
Image

10 maneras de ser responsable con un carro.

Si se es propietario de un carro, lo mejor es conocer estas 10 cosas.

Como todo en la vida, tener un carro implica tener responsabilidades y una de las principales es conocer sobre estas diez cosas básicas que se debe tener en cuenta para alargar su vida útil y también cuidar el bolsillo son las siguientes:

Conducir un carro sin aceite de motor es lo mismo que hacerlo sin gasolina. El motor es el corazón del vehículo, sin él no funciona y su reparación puede costar mucho dinero. Por esto, los niveles de aceite deben ser constantemente vigilados con el fin de que cumplan su misión de lubricar, enfriar y limpiar el motor y todos los problemas se eviten.

Es necesario considerar los líquidos que debe tener un vehículo, además del aceite de motor, como por ejemplo el de frenos, refrigerante, de la dirección asistida y también del limpiaparabrisas. Esto incluye todas las revisiones periódicas y los cambios de aceite cada cinco mil kilómetros recomendadas por los mecánicos y las casas automotrices.

Por ello es importante el mantenimiento general del carro, que puede variar dependiendo del modelo. Si se tiene por costumbre leer el manual de propietario, se podrá conocer a fondo todas la indicaciones para brindar el mejor tratamiento al vehículo.

En cuarto lugar, y tan importante como los anteriores, está la llanta de repuesto, aquella que puede salvar de una pinchada o que puede complicar hasta costear un traslado en grúa por no tenerla o no revisar que esté en óptimas condiciones. Lo más complicado a la hora de cambiar la llanta es colocar el gato en la posición correcta, una vez superado, todo resulta muy sencillo.

Junto con este elemento es de suma importancia conocer la presión adecuada de las llantas pues aunque parezca banal, es uno de los aspectos de seguridad más relevantes pues si se usa en menor proporción es posible que se cause fricción entre el neumático y el pavimento, cosa que los desgasta más rápido, además de que es posible generar un sobrecalentamiento que desencadene un accidente. Si por el contrario la presión es muy alta, el carro tiende a rebotar y pierde el control y adherencia al pavimento, lo que lo hace más propenso a accidentes por la falta de tracción.

Al hablar de tracción, también es importante hablar de los frenos, sin lugar a dudas es un elemento de seguridad que puede salvar vidas. Por ello, si el volante se sacude mientras el freno está presionado quiere decir que el sistema de control de estabilidad del carro y por lo tanto de los frenos ABS, está afectado.

En el sexto lugar encontramos a los amortiguadores. Como su nombre lo indica, su función es amortiguar los desniveles o “baches” que se encuentra en el camino, razón por la cual hay que prestar cuidado cuando el carro se balancea o se oye algún ruido al pasar por ellos pues es probable que estén desgastados.

En la revisión general del carro también se debe considerar el filtro de aire que es necesario cambiar cada seis meses porque ayudan a que el motor se ensucie menos, se obstruya y se incremente el gasto de gasolina.

A la hora de manejar con lluvia es imprescindible el uso de los limpiaparabrisas o también conocidas como “plumillas”. Las gomas deben estar ubicadas correctamente, en buena forma, sin deterioros y lo ideal es cambiarlas cada seis meses para que no afecten la visibilidad y por lo tanto la seguridad en épocas lluviosas.

Precisamente para mejorar la visibilidad están los faros y luces traseras que con el pasar del tiempo se atenúan o deterioran. La tecnología ha avanzado con este tema y ahora estos elementos tienen mayor duración y potencia, no obstante, siempre es bueno vigilar que estén en perfecto funcionamiento para evitar accidentes.

El equipo de emergencia en Colombia, según la Ley 769 del Código Nacional de Tránsito, debe tener como mínimo: gato hidráulico; extintor; cruceta; dos señales para carretera en forma de triángulo y de material reflectivo; una llanta de repuesto; una linterna; dos tacos para detener el carro; un botiquín con al menos: antisépticos, tijeras, vendas elásticas y adhesivas, gasa estéril, algodón y jabón y por último una caja de herramientas que contenga: alicate, destornilladores, llaves de expansión y llaves fijas. No sobraría tampoco un par de cables para pasar corriente, guantes y cinta adhesiva, siempre son útiles.

Upload by: Alianza Motor12 febrero, 2019Categories: Cuida tu auto