5 consejos a tomar en cuenta al comprar un carro usado | Alianza Motor
5 consejos a tomar en cuenta al comprar un carro usado

5 consejos a tomar en cuenta al comprar un carro usado

Comprar un carro usado es la posibilidad más rentable de realizar tu sueño de tener vehículo propio.  Así que te dejamos estos consejos para que puedas lograr ese objetivo y no tengas ningún contratiempo.

Elegir el carro usado que quieres comprar

Los vehículos usados resultan la opción más económica para su bolsillo, por eso debes tener en cuenta estas precauciones para verificar el carro:

  • El modelo y la fiabilidad de la marca: Es importante realizar una revisión previa de las marcas y los modelos que estés considerando. Esto con el objetivo de evitar modelos que necesiten revisiones constantes. Asegúrate que el modelo que elijas tenga una mayor facilidad para conseguir repuestos.
  • Persona o lugar de distribución: La confianza a la hora de comprar es vital, por eso debes considerar revisar el perfil de la persona a quien le compres el vehículo usado o el sitio de distribución para tener tranquilidad y seguridad. Lo más recomendable es dirigirse a un centro de vehículos certificados.

Revisa esta lista al momento de cerrar el negocio de tu carro usado

1. Valor comercial:

Identificar el costo real o promedio del vehículo es uno de los primeros factores a revisar. Es importante comparar este precio en páginas web o vitrinas especializadas en la venta de carros usados. Factores como modelo, kilometraje, color, placa y/o modificaciones influyen en su precio final.

2. Exterior e interior del vehículo:

  • Debes revisar el estado de la pintura que no esté dañada, rayada o el carro haya sido repintado con un trabajo de baja calidad.
  • La carrocería no debe tener abolladuras significantes o señales de grandes reparaciones. Fíjate si ves cables, tornillos o empaques pintados, esto es una mala señal.
  • Verifica que los vidrios no estén rayados, vencidos o rotos. Las ventanas laterales deben bajar y subir sin problema, al igual que las manijas y botones que abren puertas y ventanas.
  • Revisa todos los instrumentos del tablero, mandos pito y las luces. Mira que no haya desgaste en el timón, palanca de cambios o los pedales porque este es un indicador de bastante uso o descuido.
  • El desgaste de las llantas debe estar parejo y todas deben tener la misma marca y referencia.
  • El interior del carro debe estar limpio. Asegúrate de mirar que no tengan mucho desgaste en la cojinería o tapicería.

3. Detalles del motor:

No debe presentar fugas de líquidos o aceite, revisa que no haga ruidos anormales al estar en funcionamiento y realiza el importante “test drive”.

4. Documentación:

¡Papeles y registros al día! Revisa que no haya deudas ni prendas pendientes y que los seguros e impuestos estén al día al momento de la compra.

Solicita el SOAT vigente, tarjeta de propiedad, revisión técnico mecánica y recibos de pago de impuestos originales y debidamente pagados. Puedes consultar esa información ingresando al RUNT.

5. Peritaje e histórico vehicular:

Esta es una inversión que te va a asegurar el pago del valor real y las condiciones del vehículo. Básicamente, es la prueba de fuego durante la compra del carro usado porque se examina rigurosamente la parte estructural, el funcionamiento eléctrico y la originalidad de múltiples piezas.

Lee también: Cambio de aceite de tu Renault, clave a la hora de irse de viaje 

¿Te decidiste a hacer la compra?

Tómate tu tiempo, revisa tus posibilidades y elige el usado que más te guste. Recuerda que en Renault tenemos la mejor oferta para ti, da click.