Cómo cambiar el aceite y filtro de tu carro

9 pasos para cambiar tú mismo el aceite y filtro de tu carro

Para algunas personas tener un carro es como tener un niño pequeño, lo cuidan, lo limpian, le hacen la mecánica básica y lo tienen 100 % óptimo. Así que si tú también eres parte de este equipo y quieres mantenerlo funcionando, a continuación solo necesitarás un jean y una camisa vieja porque vas a aprender cómo cambiar el aceite y filtro de tu carro como todo un experto. 

¿Qué necesitas?

Antes de meterte en el papel de mecánico, estos son los implementos que necesitas: 

  • 4 a 6 litros de aceite, pero primero debes averiguar bien cuál es el ideal para tu carro, pues existen 3 tipos:

Sintéticos: tratados artificialmente para hacerlos más estables. Generalmente tienen más vida útil –pueden durar entre año y medio o 2-, resisten presión y altas temperaturas, protegen el motor de los aditivos del aceite, así como pueden mejorar la vida útil de este y darle potencia. 

Minerales: se elaboran directamente del petróleo, por lo cual se dice que son naturales, ya que no son tratados en un laboratorio. Este tipo de aceite se debe cambiar al menos una vez al año, son más económicos y son ideales para carros que fueron fabricados antes de 1995 porque sus motores no fueron pensados para aceites sintéticos. 

Semi-sintéticos: están hechos en gran parte de aceite mineral y una baja cantidad de aceite sintético, teniendo un precio más bajo pero mejorando la protección que brinda normalmente un mineral.

  • Un filtro de aceite nuevo. 

 

  • Un balde con capacidad de 5 litros por lo menos y un trapo para limpiarte.

 

  • Kit de llaves (inglesa y combinada). 

 

  • Llave abrasadera para el filtro. 

 

  • Embudo ancho. 

 

  • Guantes de nitrilo o vinilo (opcional).

 

  • Rampas portátiles para elevar el carro y un par de cuñas.

 

Lee también: 7 pasos para cambiar los frenos de un carro

Pasos para cambiar el aceite y filtro de tu carro 

Una vez tengas todos los elementos a la mano, esto es lo que tienes que hacer para que tu carro esté completamente operativo como siempre:

1. Busca la temperatura adecuada para que el aceite se caliente un poco, pues no  puede estar ni muy caliente ni muy frío al momento de hacer el cambio, así que solo debes prenderlo unos 5/8 minutos.

2. Coloca el carro sobre las rampas portátiles para que tu trabajo sea más sencillo. Para esto es necesario solo que las 2 llantas delanteras estén elevadas, pero debes asegurarte de que el vehículo no se mueva poniéndolo en primera, utilizando el freno de mano y apagando el motor.

Si quieres mayor seguridad, colócale las cuñas en las ruedas traseras para que no se mueva. 

3. Ubica el tapón de vaciado del aceite que está debajo del carro, específicamente debajo del motor, y coloca el balde para que caiga el aceite adentro. Si no lo consigues busca en el manual de tu carro. 

4.Dependiendo del tipo de vehículo que tengas usa una llave inglesa (o una de cuadradillo en caso de tener un  Renault) para quitar protección que está en la parte baja del motor; coloca el balde y retira el tapón para que caiga el aceite adentro.  

5.Mientras esperas que se termine de escurrir el aceite viejo, abre el capó y ubica el filtro de aceite. Utiliza una llave especial para desenroscarlo. Termina de sacarlo y sustitúyelo por el filtro nuevo cuya goma debe ser lubricada con una pequeña capa de aceite. 

Mételo en el mismo lugar de donde sacaste la anterior, atorníllalo y ajústalo con la misma llave para que quede fijo. Es importante no apretarlo demasiado porque puede generar que la temperatura del carro se eleve cuando lo utilices.

6.Una vez sin aceite, ponle de nuevo el tapón de vaciado. Si gustas, puedes aprovechar el momento y cambiar la arandela para que no tengas que hacerlo más adelante. Recuerda no apretar demasiado el tornillo del cárter porque podrías romperlo.

7.Puesto el filtro nuevo y con el depósito del aceite completamente vacío, ahora puedes llenarlo de nuevo según la capacidad de aceite indicada en el manual de tu vehículo, solo tienes que quitarle el tapón de llenado del aceite y verter el líquido.

8.Baja el vehículo de las rampas portátiles y enciéndelo. Asegúrate de que  se apague la luz del tablero que indica la presión de aceite después de haberlo encendido. 

También revisa que no haya ninguna gotera en la parte de abajo del carro y que todos los tapones estén bien cerrados y ajustados. 

9.Lleva el aceite viejo a tu taller o algún establecimiento para que te digan cómo reciclarlo o almacenarlo, así no contaminas el medio ambiente. 

Como ves es un proceso fácil y solo te tomará entre unos 30 y 40 minutos. Sin embargo, si ves que tu carro necesita la mano de un experto, tráelo a cualquiera de nuestros talleres especializados Renault y nosotros le hacemos todo lo que necesitas. Agenda tu cita aquí. 



whatsapp