¿Cómo cambiar una llanta pinchada? - Alianza Motor 🚗
Cómo cambiar una llanta pinchada

¿Cómo cambiar una llanta pinchada?

No sabemos en qué momento o a qué hora se nos puede pinchar una llanta, así que antes de que esto suceda, te diremos cómo cambiarla para que tu día sea más llevadero y puedas continuar con tus actividades. 

Sin embargo, antes empezar con el paso a paso, tienes que tomar en cuenta estas recomendaciones para evitar posibles accidentes:

  • Oríllate o busca un espacio lejos de los carros para que no generes tráfico y puedas cambiar la llanta sin tener que estar bajo estrés.

 

  • Ten un chaleco y un triángulo de seguridad en la maleta del carro en caso de que tengas que hacer el cambio en horas de la noche. 

 

  • Pon las estacionarias para que los demás conductores sepan que hay una situación irregular. 

 

  • Coloca freno de mano y un objeto lo suficientemente fuerte como una roca en las llantas delanteras y traseras para evitar que el vehículo se mueva. 

 

  • Ten las herramientas necesarias en tu maleta: gato, cruceta y llanta de repuesto en buen estado. 

Ahora que ya tomaste en cuenta estas medidas de seguridad, es momento de cambiar el neumático pinchado tú mismo: 

Lee también: ¿Qué presión de aire deben tener las llantas?

Cómo cambiar la llanta pinchada en 8 pasos 

Antes de comenzar asegúrate de que carro esté sobre una superficie plana, puesto que necesitarás estabilidad para poder realizar el cambio.  

  1. Busca en la maleta la llanta de repuesto y el gato luego de haberte orillado y colocar las luces estacionarias.
  2. Coloca el gato hidráulico donde está la marca pequeña (los carros nuevos la tienen detrás de la llanta delantera o al frente de la trasera), suele tener forma de U  y está en la parte baja del carro, donde la chapa es más gruesa. Este debe estar perpendicular al piso y debe quedar fijo. 
  3. Con la cruceta afloja las tuercas. Esto lo tienes que hacer al sentido contrario a las agujas del reloj pero sin quitarlas completamente.
  4. Levanta el vehículo con el gato hasta que la llanta pinchada esté más o menos a unas 6 pulgadas del suelo. 
  5. Quita las tuercas por completo y retira la llanta.
  6. Alinea la llanta de repuesto con los pernos y luego ponle las tuercas. Ajústalas sin utilizar la cruceta para que el gato no pierda estabilidad. 
  7. Baja el auto para que termines de apretar las tuercas. Esta vez sí debes utilizar la cruceta para terminarlas de apretar bien. 
  8. Retira el gato y puedes seguir rodando.

Otras recomendaciones a tomar en cuenta: 

Tomando en cuenta que 20 % de los accidentes de tránsito suceden por el mal estado de las llantas, es bueno que las cambies cada 40.000 o 50.000 km si son de buena calidad. Lo recomendable es que cuando cumplan 5 años tengas cuidado y las cambies.

Asimismo, debes comprar todos los neumáticos de una misma marca y una misma medida; tomar en cuenta que estos pierden entre 2 y 3 unidades de presión mensualmente, así que debes calibrarlos y llenarlos de aire. 

También debes estar pendiente de cómo se desgastan porque podría ser por otro motivo.

Factores que disminuyen la vida útil de los neumáticos

Si bien es cierto el tiempo juega un papel fundamental en contra de la vida útil de las llantas, hay otros factores que pueden afectarlas: 

  • Baches, obstáculos, reductores de velocidad, objetos punzantes. 
  • Temperaturas extremas. 
  • Luz solar intensa. 
  • Malos hábitos de conducción como manejar a exceso de velocidad, arranques rápidos, uso desmedido del freno de manos, conducir en caminos que estén en malas condiciones, falta de alineación y balanceo. 
  • Mezclar marcas de llantas. 
  • Usar tamaños de llantas y rines diferentes. 
  • Utilizar neumáticos que no sean adecuados para el índice de carga del vehículo o no tengan la capacidad para la velocidad que puede alcanzar el mismo. 

¿Cómo saber que hay que cambiar las llantas?

Si crees que debes cambiarle los neumáticos a tu vehículo, primero debes revisar si hay un desgaste irregular de la banda de rodamiento o si esta está poco profunda, evitar los obstáculos y ver si los tapones de válvula están deteriorados.

Si ves que están irregulares o cuando manejas sientes vibraciones o ves que está un poco desinflada, debes cambiarlas. Trae tu Renault a cualquiera de nuestros talleres y nosotros lo hacemos. ¡Agenda tu cita! 

whatsapp