Correa de distribución

Todo lo que debes saber sobre la correa de distribución de tu vehículo

¿Qué es la correa de distribución?

La correa de distribución es una pieza de caucho que permite el buen funcionamiento del motor, en la manera de transmitir el movimiento desde el cigüeñal (es el eje que recibe la potencia mecánica de los pistones del motor mediante el mecanismo biela-manivela) El cigüeñal comunica su potencia a las transmisiones que mueven las ruedas y los auxiliares del motor. Entre ellos, están los árboles de levas (su funcionamiento es parecido en el sentido de que igualmente tienen unas partes asimétricas para efectuar movimientos a destiempo) esto permite coordinar el movimiento entre las válvulas y los pistones.

La correa de distribución es una pieza muy importante para el buen funcionamiento del motor, lo que permite que tenga un rendimiento óptimo dentro del engranaje, es necesario hacer una revisión periódica y de ser posible lo recomendable es cambiarla entre los 60.000 y los 120.000 km, o 5 años, lo que ocurra primero.

Lastimosamente esta es una de las averías más costosas que puede sufrir el vehículo, lo que incurrirá en gastos de dinero. Vamos a explicarte cómo identificar ciertos indicios o señales que tu carro puede presentar en caso que necesite una revisión mecánica e incluso el cambio de la correa de distribución.

¿Cómo saber si la correa de distribución de mi vehículo esta bien?

Cada quién conoce su vehículo y las “mañas” que pueda tener, pero en lo que debes prestar atención, es cuando el carro empieza a generar ruidos extraños. Esto es un indicio de que algo anda mal, es por eso que al primer ruido extraño en la transmisión del vehículo, el cual se ve reflejado cuando el carro va dando “tirones” o “jalones” significa que la correa de distribución está fallando.

Otro síntoma muy común que se puede presentar y se relaciona con el anterior es el temblor excesivo del motor, la mala coordinación del movimiento interno de varias piezas del motor es la posible causa, si te ocurre continuamente esto es un indicio muy claro de que la correa de distribución necesita cambiarse de inmediato.

Por otra parte cuando enciendas el vehículo por primera vez, y este se demora en encender, no es un signo de alarma tan grave pero posiblemente puede tener relación con la cadena de distribución, por lo general es cuando el motor está frío.

Otro punto clave pero no menos importante, es cuando el vehículo expulsa demasiado humo de manera excesiva, puede ser síntoma de que hay algo en su interior que no está funcionando de forma correcta. “los vehículos de hoy en día se suelen caracterizar por no expulsar gases”.

¿Cada cuánto se cambia la correa de distribución?

Los expertos de Alianza Motor recomiendan revisar la correa de distribución entre los 60.000 y los 120.000 kilómetros. También existen otros factores que se ven relacionados con su vida útil como la marca del vehículo, el modelo, la forma de conducir del dueño e incluso factores climáticos cuando se deja el carro por mucho tiempo estacionado a la intemperie, otras razones pueden ser las siguientes:

  • Cumplimiento de su periodo de vida útil o cuando se repare el motor.
  • Cuando se sospeche de la calidad de la correa.
  • Presencia de cuarteaduras.
  • Superficie deshilachada.
  • Presencia de aceite en su superficie (debido a un retenedor dañado).
  • Engranajes sobre los que trabaja desgastados o con filos.
  • Utilización del vehículo en lugares polvorientos; el polvillo se convierte en un abrasivo que la desgasta.
  • El calor del motor y el roce contra los piñones genera temperatura que la deteriora.
  • La flexión normal contribuye también a su deterioro.

Manejar en carretera no es lo mismo que manejar en la ciudad, al igual que manejar bajo la lluvia o la humedad, e incluso a plena luz del día. De igual forma se recomienda evitar a toda costa los “acelerones” o los “frenazos bruscos”, sobre todo si el carro lo acabas de arrancar y aún se encuentra frío.

Las ventajas de tener la correa de distribución en óptimas condiciones asegura que el motor de tu vehículo tenga un buen funcionamiento en el engranaje del motor. Para evitar futuras averías debes ser muy cuidadoso en caso que tu mismo quieras cambiar la correa de distribución de tu vehículo.

También te puede interesar: ¿Cómo saber cuándo hay que cambiar las pastillas de freno del vehículo?

¿Cómo cambiar la correa de distribución?

Desde el punto vista mecánico cualquier persona puede cambiar la correa de distribución de su vehículo. Sólo hace falta una mala colocación y puedes llegar a generar daños muy costosos y difíciles de arreglar. Si te animas a cambiarla por ti mismo, existen muchos factores que debes tener en cuenta a la hora de hacerlo, una de ellas es hacer un buen diagnóstico del vehículo previo a realizar cualquier modificación o reparación del mismo.

Debes disponer de la herramienta necesaria para hacerlo, y en lo posible cuentes con algún conocimiento previo de cómo hacerlo. Es bueno que seas consciente de mantener esta pieza en buen estado. Lo recomendable siempre es llevar el vehículo a un mantenimiento de rutina, en caso que escuches ruidos extraños que no sean comunes en el carro o identifiques cualquier otra anomalía que se relacione a lo anteriormente explicado.

No esperes hasta lo último y ven a uno de nuestros 5 talleres especializados, con gusto te atenderemos. Brindándote la asesoría que necesites ya sea en mecánica especializada o mecánica básica. ¡Agenda tu cita aquí!

¡Alianza Motor tu aliado ideal!

whatsapp